Hay una percepción de que el marketing en redes sociales es alternativo e independiente a cualquier otra estrategia de marketing, de manera muy similar a lo que nos sucede con el SEO.

Es más, es una creencia y una práctica mucho más generalizada porque las redes sociales se han convertido en plataformas mucho más robustas y autónomas en las que se pueden desarrollar varias etapas del camino de compra llegando hasta la transacción de compraventa.

Más aún, aunque las redes sociales no son nada nuevo, la gente sigue teniendo una equivocada percepción de que llegar a todos tus seguidores en las redes sociales es gratis, el resultado es mágico e inmediato y es algo que puede ser, profesionalmente gestionado, por un adolescente de 16 años desde su móvil.

Nosotros, creemos que el Inbound Marketing y las Redes Sociales, deben ser estrategias complementarias y por ningún motivo alternativas. Además, según el tamaño del negocio, no tenemos duda en advertir que una estrategia de marketing basada exclusivamente en medios sociales conlleva riesgos altísimos para el negocio.

Si tienes un puñado de seguidores posiblemente esto anterior no tenga un impacto devastador, pero si tienes cientos o miles de interacciones en tus publicaciones, tu nivel de riesgo es mayúsculo si toda tu estructura de marketing está sustentada en las plataformas sociales.

La razón es simple. No eres dueño de la infraestructura, no puedes tomarla y llevarla a otra parte, cada plataforma podría cerrar tu cortina de un momento a otro por una disrupción del mercado con pocos o ningún aviso previo y con ello destruir tu negocio, tu reputación, bloquear el acceso a tu ecommerce, etc.

Nosotros recomendamos una estrategia con una mezcla equilibrada entre los medios propios, los medios ganados y los medios pagados.

Las herramientas del Inbound Marketing normalmente forman parte de la infraestructura de medios propios, junto con tu sitio web; y las redes sociales -medios ganados- se integran como un vehículo para llevar tráfico hacia tu sitio web, lo mismo que buscamos que de los medios pagados.

Pero naturalmente esto no representa el escenario ideal para las plataformas sociales, las cuales prefieren que el tráfico se mantenga dentro de su plataforma para que sigan consumiendo al interior.

Y es aquí donde la estrategia de atracción y de construcción de comunidades de confianza que forma parte de la metodología del inbound marketing potencializa con la concurrencia y la facilidad y versatilidad de comunicación que ofrecen las redes sociales.

Las redes sociales son un gran canal para estar en contacto con tu audiencia, para comunicarte, para compartir, para comerciar, para que te recomienden, para promocionarte, y sin duda se convierten en una de las tareas diarias más importantes y tangibles en la ejecución de la estrategia, pero haciéndolo de la mano del Inbound Marketing, potenciará los resultados de mediano y largo plazo sin poner en riesgo la comunidad que tú construyes en determinada red.